Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Luz de Gas’

Bien señores, todo lo bueno se acaba. La redacción de este artículo pone fin a la mini-campaña de la Llamada de Cthulhu titulada «Más allá del Velo» que hemos estado jugando durante las últimas 6 semanas (en 5 sesiones maratonianas con variable asistencia por parte de los jugadores). Con la perspectiva que da el trabajo terminado vuelvo a confesar que casi nada surgió como tenía previsto (consecuencia de los buenos jugadores de rol, que siempre sorprenden), tampoco pensaba que duraría tanto, y en cierta manera hasta me sorprendió el final.

Pero empecemos esta reseña por el principio: ¿Qué es «Más allá del Velo»?.

«Más allá del Velo» es una aventura de investigación que se desarrolla en el Londres victoriano en la que para los que me conocen ya se ha convertido en una de mis obesiones personales: «Cthulhu Luz de Gas». Aunque no lo admitiría jamás ante un tribunal, reconozco que «Más allá del Velo» es la secuela (al menos espiritualmente hablando) de todo aquello que supuso para mi escribir «El Caso del Geólogo Ahogado». Guardo tan gratos recuerdos de aquella historia que quise hacer algo en la misma línea, solo que Harder, Bigger & Better. Y esto es lo que resultó:

La acción tiene su punto de partida en Londres durante el verano de 1871. Los personajes son una serie de señores de clase media-alta pertenecientes a un club de caballeros propio de la época, llamado London Ghost Club Society. La pertenencia a este club privado y sus experiencias previas con lo numinoso les llevarán a moverse en ambientes propios del movimiento espírita que vivía su época dorada en pleno siglo XIX. La extraña invitación de otro miembro del club para asistir a una sesión mediúmnica supuestamente fraudulenta les empujará a un abismo de la mente poblado por criaturas antediluvianas, guerras primigenias, locura y destrucción. ¿Reunirán el valor suficiente para librar a Gran Bretaña de la destrucción en una batalla final por la Humanidad, la Reina y San Jorge?
Tableros ouija, mesas parlantes, mediums, ectoplasmas, apariciones, mensajes crípticos desde el más allá, ciudades perdidas en mitad del desierto, maldiciones, piratas, tesoros enterrados, expediciones al África colonial… y tazas de te a las 5 en punto. Créeme cuando te digo que todo esto y mucho más lo encontrarás (sin duda) en «Más allá del Velo», una aventura en la que cualquier parecido con la realidad histórica NO es (ni mucho menos) una mera coincidencia.
¿Cómo se me ocurrió la historia? Pues sin desvelar demasiado, la verdad es que todo surgió a través de otro tema que no tiene nada que ver. Estaba un domingo por la tarde lustrándome las botas mientras oía un antiguo programa de radio de la Rosa de los Vientos en el reproductor mp3. En ese programa mi admirado Jesús Callejo comenzó a relatar sin entrar en mucho detalle las curiosidades que entrañaba la historia de la medium Florence Cook y su fantasma Katie King. Al cabo de 2 minutos estaba completamente convencido de que toda la trama era material rolero puro y duro, solo hacía falta una labor de documentación extensa sobre la época y los sucesos que rodearon a tan pintorescos personajes. La verdad es que tuve que inventar poco porque ya estaba todo escrito, y lo mejor de todo: era históricamente verificable y rigurosamente cierto.
En la anterior aventura me gustó mezclar personajes históricos con personajes literarios (ejemplos diversos son las apariciones de Bram Stoker y Sherlock Holmes), pero en esta nueva historia me centré en personajes reales muy concretos: William Crookes, Florence Cook, Katie King, Sir Henry Morgan, o William Volckmann. Lo bueno que tiene usar PNJs históricos es que no tienes que improvisar lo que hacen en tu aventura, sino relatar lo que verdaderamente hicieron.
Finalmente me gustaría dedicar un afectuoso saludo a mis amigos que ayudaron a completar la historia y asistieron voluntariosamente a jugar cada miércoles por la tarde, a sabiendas de que lo que les esperaba al final de la aventura estaba más cerca de la locura y la muerte que de la gloria victoriosa. A Charlie, mi primo enano powergamer favorito, por la quina que le hice tragar interpretando a Sir William Benedict Worthington III. A Jose Norkak por su fe, prudencia y gusto roleando al Reverendo Lawrence Chawry Harmond (me alegró que reconocieses que le has encontrado el gusto a jugar a La Llamada…). A Pablo por su naturalidad y buen uso del Prof. Alfred Donohue Haddock; eres la prueba palpable de que en La Llamada pesan más los años de experiencia del jugador que los puntos de experiencia del personaje. A David y su Dr. Simon Hildebrandt Whitwell, casi tan loco como su propio personaje; lamento sinceramente que tu ank nunca llegase a funcionar macho… Y por otra parte tampoco puedo olvidar a Antonio Polo por sus exhaustivos cálculos de navegación marítima, y a mi Primo Fran por calzarse durante unas horas las botas del Capitán Henry Morgan atendiendo gustoso a la redacción de su testamento en mis horas menos inspiradas.

Espero con sinceridad que la aventura os guste. Podréis encontrar los enlaces para descargarla a continuación. Como ya sabéis, todos los comentarios son bienvenidos.

PARA DESCARGAR LA AVENTURA  [CLICKAR AQUÍ]

Tadevs digievoluciona a Psyduck!!

Tadevs dixit 😉

Read Full Post »

He comenzado a escribir en un blog hermano que llevamos entre todos los miembros del Club de Rol La Puerta Negra. Como los temas son afines y de interés  general para todos los lectores de la Cripta, he pensado en hacer un simple «corta-pega» y reutilizarlos también aquí. Por si os queda alguna duda, el video de arriba es un pequeño trailer que desarrollé mientras escribía la historia de que trata el artículo de hoy, el primer Actual Play de la aventura que empecé a dirigir ayer tarde. Espero que os guste.

Portada de la aventura

Juego: La Llamada de Cthulhu (Ed. Primigenia)

Jugadores: David (médico ex-militar) y Pablo (psiquiatra parapsicólogo).

Duración: 3 horas y 3/4

Lugar: Sensei Cómics

Ayer comencé a mastear «Más Allá del Velo», una aventura para La Llamada de Cthulhu que llevo un tiempo escribiendo, ambientada en una de mis épocas favoritas/obsesivas: El Londes victoriano de «Luz de Gas». Por desgracia me he visto obligado a comenzarla con unas notorias ausencias dentro de nuestro grupo de habituales (nos faltaban 2 jugadores), así como también he tenido que competir en la misma tarde con el partido de España vs. Portugal. A pesar de que yo no las tenía todas conmigo, reconozco que la cosa ha salido moderadamente bien. Yo he acabado bastante contento y el resto parece que también.

Miembros fundadores del Ghost Club

La historia transcurre tal que así: Londres, primavera/verano de 1871. Los investigadores son un grupo de curiosos interesados por las ciencias ocultas que pertenecen a la Ghost Club Society de Londres. Son invitados por William Crookes (un afamado científico miembro de su club) a una sesión mediúmnica protagonizada por la médium Florence Cook, una niña de 15 años que se ha vuelto relativamente famosa en la ciudad por ser capaz de materializar físicamente (mediante ectoplasma) el espíritu de una mujer que dice llamarse Katie King. A pesar del convencimiento de William Crookes sobre la veracidad del caso, los PJs comenzaron actuando con muchas reservas y bajo la premisa de que aquello no era más que un burdo fraude.

El fantasma de Katie King durante una sesión

En la primera sesión mediúmnica, que tenía lugar en casa del propio William Crookes, los Pjs tuvieron la oportunidad de buscar posibles trampas y mecanismos por toda la casa que llevaran a pensar en la falsedad del caso. Allí pudieron conocer a la Sra. Holtzmann, de Alemania, el Prof. Stainton Moses, religioso de Cambridge, y el abogado William Volckman. Durante la sesión, el profesor Alfred Donohue Haddock (interpretado por Pablo) tuvo la felíz idea de sustraer una pequeña cantidad de ectoplasma durante el periodo de formación de la figura, lo que provocó un shock a la medium y la total interrupción del trance. Este hecho desató las furias del propio Dr. Crookes, que terminó por expulsarles de su casa.

Al día siguiente dedicieron ir a la casa familiar de la médium de 15 años para hablar con su madre e inspeccionar el lugar. Poco a poco fueron llegando a la conclusión de que no había razones para dudar de la veracidad de los poderes de Florence. Durante la tarde retornaron al club y el propio profesor Donohue recibió una pequeña nota en la que Florence parecía recuperada y mostraba interés por participar voluntariamente en una sesión de hipnotismo de la que no podía tener noticia (de forma natural).

Prof. Alfred Donohue Haddock

Durante la sesión de hipnosis mesmérica la muchacha fue sometida a una regresión, mostrando un bloqueo de su «yo» natural y proyectando una personalidad residual achacable a ¿una vida pasada? ¿quizás una posesión? ¿o simple contactismo? Ante la imposibilidad de dar respuesta a estas preguntas, la citada personalidad se presentó como Katie King, muchacha londinense de 26 años que vivió durante la década de 1680. Les habla de su madre (Marie Anne), y de su padre (un viajero o marinero que se encaminaba en dirección a las Américas). También les relata brevemente su muerte por aplastamiento durante un violento terremoto. Los posteriores intentos del prof. Donohue por intentar retroceder más aun fueron infructuosos. En un instante algo cambió y la personalidad residual tomó posesión de Florence, dirigiendose al profesor de forma directa y hablando de un «secreto» particular y algo relacionado con el Apocalipsis de San Juan. La «personalidad residual» se citó con los presentes en próximas sesiones y terminó la conversación cuando quiso.

Florence Cook, médium de 15 años

Al día siguiente volvieron a presentarse en casa de W. Crookes, pidieron disculpas a su anfitrión y asistieron a los prolegómenos de la fantasmogénesis (bajada de temperatura, niebla sobrenatural, chispas inteligentes, sacudida de muebles, y por último la aparición del ectoplasma). El ectoplasma resulta de formación lenta. Durante la etapa de formación tomó la forma de dos tentáculos rápidos que se acercaron a un centro de mesa de donde tomaron una rosa que ofrecieron al joven Dr. Hildebrandt, lo que le provocó una pequeña pérdida de cordura. Acto seguido la masa ectoplásmica mostró movimiento y poco a poco fueron surgiendo miembros hasta la aparición del cuerpo de una muchacha joven que dijo llamarse Katie King.

Y con esta visión tangible del horror terminó la sesión del Miércoles 27 de Junio de 2012.

Read Full Post »