Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘1650 Capa & Espada’

https://i2.wp.com/www.eldirigible.es/images/cartel-jornadas.jpg

Khaleesi de mis amores…

Una puta maravilla.

Perdón. Pido disculpas (tarde como casi siempre) porque este artículo será extremadamente personal y tendencioso, ya que lo que voy a contar esta escrito desde un punto de vista propio.

Desde hacía al menos un par de meses yo ya andaba contagiado de un hype bastante curioso con respecto a la llegada de las Jornadas. Algo me decía en los midiclorianos que este año iba a ser algo grande, aunque no me imaginaba cuanto. Movido por la idea de participar en el concurso de módulos me empleé a fondo en escribir dos aventuras, de las que solo presenté una (y que finalmente acabó perdiendo el concurso, pero no adelantemos acontecimientos).

Pasaron los meses y se acercaron los días señalados del calendario. Yo, perro viejo en estas lides, ya me había dedicado a guardar unos ahorrillos cual hormiguita porque sabía que en este tipo de eventos se te suele hacer el culo pepsicola con las cosas que aparecen, y no me equivoqué.

En cuanto al tema de los concursos, quizá con más impulso desde dentro de la Asociación (hablo del Dirigible) que por el mío propio, acabé apuntándome también al llamado «Masters del Universo», y menos mal porque la cosa terminó con óptimo resultado.

Yo llegué por allí el viernes por la mañana aterrado ante la idea de tener que dirigir la aventura que me tocó a las 15:30 (hora mala lo mires por donde lo mires). Como antes de salir de casa me encomendé a San Gary Gygax, debió de interceder por mi para convencer a la dirección de adelantar la hora hasta las 11:00 de la mañana. Entre el inesperado encuentro con algunos de nuestros amigos de Dos Hermanas, y la llegada repentina de un par de chavales de Alicante, me vi de golpe y porrazo con una mesa llena de jugadores entregados con sus PJs y con muchas ganas de pasarselo bien (una de las ventajas que suponía mastear el viernes, sin duda). De los jugadores no tengo queja, sus Pjs pertenecían a dos facciones diferentes y como tales actuaron, quizá facilitado por el hecho de que eran desconocidos entre ellos. La aventura que dirigí (El Signo Rojo, escrita por Manuel García para Aventuras en la Marca del Este) funcionó francamente bien a pesar de las modificaciones que me empeñé en incluirle, si bien tengo un par de quejas con respecto a mi dirección, no diré cuales fueron mis errores ya que parece que nadie se dio cuenta. A lo mejor es que soy demasiado exigente conmigo mismo pero para mi gusto quedó excesivamente apresurado el encuentro final, y fue culpa mía ya que eran las 15:30 y los pobres jugadores estaban muertos de hambre. Aun así los jugadores debieron de quedar muy contentos y a la hora de rellenar el cuestionario y repartir las calificaciones se pasaron (tanto que acabé ganando el primer premio del concurso de Másters, y seguimos adelantando acontecimientos aunque ya sea vox populi).

Dirigiendo «Aventuras en la Marca del Este» con la pose del Sr. Burns…

Durante la partida que estuve masteando llegaron varios visitantes ilustres: Pablo, que a pesar de la paliza que llevaba en el cuerpo (y eso sin hablar de la fiebre) nos hizo con su Reflex unas magníficas fotografías mientras estabamos jugando, que son algunas de las que ilustran este artículo; y también vino Charlie que apareció (posiblemente también gracias a la intervención de Gygax) para traerme las miniaturas que me faltaban y que quería usar al final del combate. Ellos son mis amigos y estuvieron ahí cuando los necesité. Posiblemente ganar el concurso no habría sido igual sin su ayuda, y lo cierto es que los dejé tirados ya que venían a jugar la partida a las tres y media, y el cambio de hora les dejó fuera. Lo cierto es que  he perdido la cuenta de cuantas cervezas y disculpas debo…

http://sphotos-d.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash3/q71/s720x720/65902_10201183302172077_1454638199_n.jpg

Junto a Charlie, admirando las nuevas adquisiciones. Ya se nos estaban ocurriendo chorradas para las partidas.

El día continuó, la partida terminó dejando buen sabor de boca, y a pesar de todo Pablo y Charlie tuvieron a bien esperarme para comer y apuntarme a una sesión del Reino de la Sombra que se jugaría algo más tarde. La zona de comidas estaba genial, una gran carpa con espacio suficiente como para alimentar al ejército de frikis que terminó reuniéndose allí. Eso si, solo tengo una queja: la nube de moscas que campaba por el lugar… OJO, que no eran moscas normales, eran Moscardones Terribles con 4 niveles de Monje y un porrón de dotes; eran tan acojonantes que tuve que pelearme a cuchillo por mi hamburguesa (muy buenas por cierto). Y eso si no hablamos de los Abejorros de nivel épico que sonaban como un B-212. Era loable y admirable, eso si, la entrega de los chavales que curraban preparando la comida (recuerdo ahora mismo a Paco y Angie, creo…), y de alguna manera llegué a avergonzarme pensando si yo mismo sería capaz de arrimar el hombro de semejante manera, y todavía tengo mis dudas. Y quizás haya llegado el momento de hablar de la gente del Dirigible: puro y constante cariño, amabilidad, deferencia y, por que no decirlo, insano cachondeo durante los tres días consecutivos que ha durado esto, sin reparar en la falta de horas de sueño, el cansancio acumulado… En fin, lo que yo os diga: mirarlos y avergonzarse uno era todo lo mismo.

La zona de comidas, barra, parrilla y tickets.

En el tiempo que hacíamos para la llegada de la partida del Reino de la Sombra, dimos una vuelta por la zona de tiendas. Las tiendas estuvieron muy bien, y curiosamente me pareció que había pocas cuando en realidad me informaron de que este era el año en que más tiendas habían venido (supongo que será cosa de la distribución espacial). Para mi gusto la mejor fue Wizards Comics que tenía un cajón de suculentas ofertas al 40% de donde, madre mía, salía DE TODO. Yo solo me permití visitar la tienda en una ocasión porque me ponía malo, y acabé llevándome los manuales de monstruos II y III para Dungeons & Dragons 3.5 y la Marca Argéntea (cositas prácticas para el que parece haberse convertido en el Juego Estrella de la Puerta Negra). No diré los precios para que no os de por lincharme en la plaza del pueblo, pero vamos, pa que os hagáis una idea… ná y menos. El resto de las tiendas pareció pasarse el ya tradicional descuento de las jornadas por el Arco del Triunfo, así que para comprar a «precio de calle» no les compré nada, que para eso ya tengo el resto del año.

La zona de tiendas, bajo los soportales que les resguardaban del solano.

La partida del Reino de la Sombra discurrió bien. Se titulaba «la extraña criatura». La historia (o al menos la semilla) era francamente genial, dada la ambientación. La historia chipén, llevé una barbara potentorra (que estaba buenísima como todo el mundo en este juego), gasté mis puntos de acción para dejarme tragar por un gigantesco gusano Devorarroca, y me lo cargué desde el interior. Vamos, lo normal en una tarde de las nuestras xDDD. Nos dirigió un chaval llamado Sergio que venía con la editorial NosoloRol. Este hombre venía de Bilbao y la verdad… después del palizón de kilómetros no se como tenía cojones de dirigir, aún así lo llevó bastante bien hasta que (en opinión de varios de los que estabamos en la mesa) el final se le fue completamente de las manos. Esto me recuerda que algún día debería escribir un artículo sobre cuan diferentes pueden llegar a ser los masters de ambos lados de la línea imaginaria que supone Despeñaperros…

http://sphotos-h.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-prn2/q71/971346_10200999381579835_1018998713_n.jpg

Pablo, Charlie y yo jugando atentamente al Reino de la Sombra. Charlie posiblemente estuviera buscando el restallar del látigo en su móvil xDDDD

Al día siguiente (oh Dios, este artículo va a ser laaaaaaaargo), el sábado por la mañana no hice ná, esa es la pura verdad. Llegué en el bus 3, como siempre, y llegué tarde para la aventura a la que quería apuntarme de Canción de Hielo y Fuego que preparaban los chicos de ORCO. Deambulé de un sitio a otro, al primero que vi fue a Manu que me preguntó que tal había ido su aventura el día anterior, hablé con casi todo el mundo, me alejé de las tiendas por miedo a picar de nuevo, ayudé a cargar una mesa, me uní al sr. Alberto Carpintero para saquear el Tesoro del Dragón (y salí muy contento), hablé con los señores de Tercio Creativo para futuros proyectos profesionales (muy muy interesantes), me escondí para que Jose Norkak no me encontrase (pero fallé la tirada), di más vueltas, asistimos a la conferencia de NSR de donde saqué en claro que van a sacar un Manual Avanzado del Reino de la Sombra con un buen puñado de nuevas clases y hechizos molones, así como un porrón de aventuras de esas que se enlazan entre si; almorzamos de nuevo en la zona de comidas, más combates contra las Stirges del Manu que protegían la carpa, salí de comer y me trincaron los de Córdoba que estaban llegando en ese momento, muchos más besos y abrazos, fuimos a la charla con los ilustradores de juegos de rol donde conocimos personalmente a la encantadora Ru-mor, y el resto del día lo pasé de Cicerone hasta que quedamos con mi novia para cenar en Triana.

Dedicatorias y firmas de M K Ru-Mor, ilustradora de primera calidad de La Marca del Este. Nótese a Conan y Bélit, mis favoritos :D

Dedicatorias y firmas de M K Ru-Mor, ilustradora de primera calidad de La Marca del Este. Nótese a Conan y Bélit, mis favoritos 😀

El domingo por la mañana me llevé (por petición popular) al rebaño de cordobeses al Charco, visita obligada si te acabas juntando conmigo. Creo que lo más interesante que surgió por allí fue un Imperio Cobra nuevecito, y un Arkham City para la Xbox360 también reluciente. Eso por no hablar de un par de cascos de Darth Vader o de las infructuosas tiradas enfrentadas de diplomacia/regatear/intimidar que tuve que cruzar con un rumano por una pila de tebeos de Spiderman. Querido rumano: si yo tuviera habitualmente 100 euros en el bolsillo, creeme: los domingos a las 8 de la mañana estaría acostao durmiendo, y los tebeos me los traerían a la puerta de casa.

Miqui, Dani, Inma, Jose y yo mismo. Córdoba y Sevilla hermanadas por el Rol xDDDDDDDD

Mi señora nos dejó amablemente en el recinto de las Jornadas y hasta se apuntó para darse una vuelta y echar un vistazo. Yo la verdad es que les abandoné impunemente y me marché a ver la conferencia de Literatura fantástica y Juegos de Rol que le había prometido a Concha Perea asistir (y si, ya llegaba tarde). La charla estuvo de putísima madre, creo que todos participamos mucho y se generó una buena dinámica (de hecho tuvieron que cortarnos para comenzar seguidamente la conferencia de Tercio Creativo, con la que empalmé). Concha pudo por fin dedicarme La Corte de los Espejos, y yo prometí llevármelo a la playa. Isra y Sergio estuvieron hablando de las dificultades de su iniciativa, de proyectos futuros y de errores pasados que no pensaban volver a cometer. Su juego (1650, capa y espada) comienza a destacar y han conseguido abrirse un hueco en el mercado nacional e internacional, y su nombre ya es comidilla habitual de asociaciones y eventos de este tipo gracias a la labor de sus Adalides de Juego (Gurpegui… Alberto…). Tengo mucha fe en esta gente y sería un placer arrimar el hombro en lo posible para darle empuje a un juego tan interesante (dicho queda y por escrito, eh?).

Isra y Sergio, los responsables de Tercio Creativo, junto a los ganadores de su campeonato de 1650 Capa & Espada. Ojo a los magníficos escenarios…

El resto del día pasó y los cordobeses, Norkak y yo hicimos una sobremesa tranquila, charlando bajo el chorro potente de un aire acondicionado. Los foráneos decidieron irse al cabo de un rato y nosotros esperamos hasta la hora de la tómbola y la entrega de premios. A estas alturas no os voy a contar nada que no sepáis ya: Jose AKA Norkak ganó el premio a la mejor maquetación del Concurso de Módulos, Juan Fernando AKA Dr. Alban ganó el primer premio también del Concurso de Módulos, y yo finalmente acabé ganando el I Gran Concurso de Másters del Universo, que como bien dijo ayer Antonio Polo, gané gracias a sus hijos porque él no ha podido venir y presentarse 😛

http://sphotos-a.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-ash4/q71/s720x720/1005308_10201001372229600_55491303_n.jpg

Manuel García, autor de «El Signo Rojo», mostrando el kit de DungeonSpain y haciéndome la entrega de los premios, mientras no sabía donde mirar…

Los premios fueron demasiados y de una extraordinaria calidad, destacando especialmente el manual básico de Comandos de Guerra dedicado por Juan Carlos Herreros Lucas, y un kit básico de escenografía para cavernas de DungeonSpain, entre otras muchas cosas que apreciaréis en las fotos.

Premios del concurso «Másters del Universo». SOOOOOOOOOOYYYYY UUUUUUUN TROOOOOOOOLAAAAAASOOOOOOOOOOOOO

Mis penitas personales:

– La primera: Desde la Puerta Negra no le perdonamos la ausencia a José Luis López Morales, autor del Reino de la Sombra y Leyenda élfica. Tenemos una barbaridad de cosas para que nos dediques macho, y nos hubiera encantado que fueses tu quien nos dirigiese la partida del Reino

– La segunda: Un palitroque para la organización, referente al Concurso de Módulos. Los Módulos presentados a concurso se supone que debían jugarse durante las jornadas, siendo masteados por miembros del Dirigible que juzgarían su funcionamiento y viabilidad en las mesas. Ya sea por falta de tiempo, de organización, de publicidad, de jugadores o de máster, esto no ocurrió. MAL!!

La tercera: La inevitable aunque inesperada ausencia de Ricard Ibáñez. Se te echó de menos, Maestro. Todos esperamos que Bea se ponga bien pronto. Contaba con la oportunidad de tomarme una cerveza con Concha y contigo, y me llevé el Lillith… ya te imaginarás para qué xDDDDDDDD

– La cuarta: Por incompatibilidad horaria y porque me quedé sin dinero me fue imposible jugar al Fragmentos con Manuel J. Sueiro, y comprarmelo!! Con lo que me gustan las películas de terror de serie B!! Autocolleja. Lo mismo me lo pido pa mi santo o algo… 😦

– La quinta: La Pena Final, el sabor agridulce cuando caminabamos hacia la salida con las manos llenas de premios. La tristeza de que se había acabado, un año más… No sentía algo así desde que me iba de campamento a Fuenteheridos con 12 años, y se me hizo extremadamente corto. Demasiada buena gente junta, demasiadas cosas que hacer, estuve los 3 días a piñón fijo y todo me supo a poco.

Cuando llegué a casa estaban cantando el «Pobre de mi» en el telediario.Ya estoy deseando que llegue la del año que viene 😉

Foto para dar coraje: El kit de Cavernas básico de DungeonSpain en acción, en la cocina de mi casa.

Read Full Post »